h1

La Energía, la Bola y la Adrenalina

9 enero, 2015

Todos tenemos una dosis de Energía para nuestra vida diaria, análoga -si no equivalente- a la que nos fue dada al momento de nacer y que nos es repuesta o suministrada de nuevo cada día. Está ahí, dispuesta para tu uso. Es para que te sirvas de ella, y así poder continuar adelante con la tarea que te fue dada a hacer en los días que Diosito te dio para vivir.

Tienes derecho a usar esa Energía, tienes todo el derecho del mundo de valerte de los recursos a tu disposición, que también son don de Dios, para garantizar tu bienestar y tu mejor condición para realizar tu tarea diaria, así como también para transportarte, educarte, viajar, y todo lo que te haga crecer como ser humano.

Hay de todo para todos en el mundo. Claro está, como decía Gandhi, “nunca habrá suficiente para los codiciosos”. Pero tus necesidades básicas y aún las superiores están cubiertas. Mira tu tiempo como si fueran sólo 24 horas, pues de eso están hechos no sólo los días, sino también las semanas, los meses, los años… 24 horas, eso es todo. Hoy todas tus necesidades están cubiertas. Mañana será otro “hoy”, y dirás lo mismo.

Entonces, Siempre estás bien provisto. Agradece a Dios, al Absoluto, a la Inteligencia Infinita por esto, siempre agradece a la Vida por lo que venga de bueno a tus manos, y no te volverá a faltar. Esa Energía que te anima es el combustible que te permite realizar la tarea que te ha sido encomendada, sea cual fuere, para que la lleves adelante con amor, creatividad y de manera constructiva, en síntesis: con todas las ganas.

SÍ PERO ¿ADÓNDE VA LA BOLA?

Hasta aquí, todo está muy en orden. Claro como el cristal. Contemplas tus posesiones, tu casa, tu trabajo, tu tiempo, tu plato de comida sobre la mesa, tu buena compañía, tanto si es familia como amigos, tus seres queridos, y todo está bien en tu mundo.

Lo que no puedes perder de vista es que no todos piensan como tú. Hay una costumbre demasiado arraigada en el mundo acerca de la falta, la escasez, la carestía, el “no hay”. Todos estos malos hábitos de pensamiento están a tu alrededor, y no está de más que también tengas presente que eso es falso como un billete de 3 pesos. Eso no es cierto, desde luego, pero al ser una tan amplia mayoría de gente convencida de que “no hay”, eso podría eventualmente ganarte. Dentro de ti, tú sabes que sí hay, pero exteriormente comienzas a prestar oídos a la carencia de recursos, la falta de oportunidad, mentira flagrante, ya que todos, absolutamente todos tienen la llave, por lo menos una vez en la vida, aunque habitualmente sucede más de una vez.

La conciencia de escasez predominante no le pertenece al Ser, sino al ego, y el ego vive en el consumismo, no en la productividad. Cuando digo el ego, no me refiero exclusivamente al tuyo, ni al de nadie en particular. A la hora de la hora, todo saqueo o estafa parte del ego de cualquier persona. Aún esa persona a la que quieres mucho, y de cuyas necesidades no puedes sustraerte.

Bueno sería aquí recalcar que es preciso discriminar cuando un pedido viene del ego o de un Ser que está en lucha. Si es lo último, supongamos que tu amiga pasa por un momento difícil y necesita una palabra de aliento, tal vez un consejo o una ayuda de cualquier naturaleza, desde luego, no vas a ir a salvar a las ballenas dejando a tu amiga tirada en la calle, por supuesto que no, eso sería una incoherencia. La caridad bien entendida empieza por casa. Así que tú haces lo que puedes (sólo lo que puedes y quieres) por esa amiga o esa persona en necesidad, y luego ambos siguen sus respectivos caminos en paz. EN PAZ: significa sin cobrar facturas ni atar al otro con el arrogante y vil “yo te ayudé”. Una vez cubierta la necesidad, cada cual sigue su propio camino. Diferente de cuando se trata de un ser dependiente, para quien todo resulta poco y nunca nada es suficiente.

Digamos que tu compañero te propone una idea “sensacional”, un cambio radical de vida que mejorará a ambos (?), principalmente a él, quien te lo propone. Y como tú lo quieres mucho, lo ves entusiasmado, y aceptas. Pero algo dentro de ti no termina de calzar en su sitio. Y empiezas a caminar con una pequeñísima piedrita en el zapato. No puedes negarte porque partes de la base de que tu compañero te quiere tanto como tú a él. Aquí se hace imperativo observar muy cuidadosamente las motivaciones ocultas que pudieran subyacer, y no tanto las palabras tan bien armadas para la propuesta. A modo de ejemplo, supongamos que se trata de una mudanza. Nada había en ti que sugiriera tal necesidad. Pero de la noche a la mañana te ves alterando tus horarios, tu tiempo, tu dinero, tus conveniencias, modificando por completo tus ritmos y rutinas para acomodarlos a las necesidades de tu compañero, a quien quieres tanto, a costa de tu desgaste.

Tómate un segundo para observar hacia dónde va la “bola”. La “bola”, o más precisamente el “pelotazo” – nada menos que la acción de prestar tu atención-, va por lógica adonde la vibración es mayor. La ley se cumple: “Lo superior domina sobre lo inferior”. Esto no significa que el desvío que te está proponiendo el pequeño ego de tu compañero sea “superior” a tu voluntad, no, para nada. Pero sí es claramente lo que está vibrando a una frecuencia mayor que tu propia determinación. De esto está hecho todo el marketing del mundo, hablo del mundo social, político, económico. Habrás visto, como hemos visto casi todos, ideas bastante pobres, incluso pésimas ideas, volverse virales, cuando en realidad tienen poca o ninguna relevancia en nuestras vidas. Descontando el tiempo invertido (que no es poca cosa) en enterarte de qué se trata la tal “genialidad”, que se parece mucho a “¡vacaciones!”, la forma en que está expuesta la semejante “innovación” puede ser realmente muy entretenida. Allí es donde tú has mandado la sagrada “bola”. Una dosis de Energía desperdiciada que no va a volver a ti, y que tendrás que recuperar con algo de tiempo, descanso y reflexión.

Antiguamente, las revoluciones mundiales fueron revoluciones armadas. No es que ahora no haya armas, claro que no han pasado de moda y siguen existiendo y estando muy a la vista. Pero más adelante en el tiempo, hubo una revolución de ideas, la cual todavía está vigente para muchos, aunque no sean la mayoría aún. Actualmente, la verdadera revolución es una revolución de conciencia. Eres tú con tu conciencia quien se debate entre dejarse conquistar o salirse del juego. Esta guerra es interna, se libra dentro de tu ser más íntimo, en tu fuero interno (ahí donde nadie más que tú puede entrar). Por eso se torna vital que destines un tiempo de calidad contigo mismo para elaborar tu “estrategia” de guerra. Sé un poco más celoso de la “Bola” (sí, con Mayúscula inicial), y mira bien adónde, a quién o a qué se la estás dando. Si eres una de esas personas agradecidas en lo mucho o en lo poco, no faltarán quienes te miren con rabia, e incluso intenten pasar su mano por tu trasero para que algo de “eso que tú tienes” se les pase para ellos, como por arte de magia, ya que están tan convencidos de que “no hay” y por ende creen que hay que sacársela a quien la tenga. Por lo tanto, creo estar en condiciones de decir que la BOLA es la clave. Es EL objeto deseado, tu atención = tu energía. Te la van a querer sacar como sea. Pero tú tendrás la última palabra.

¿CÓMO OPERA?

Y aquí es donde entra la Adrenalina. Una simple hormona, quién lo diría… Hay miles de maneras de invadir, conquistar, depredar, pero si te fijas cuidadosamente, todo empieza con un estímulo. Realmente, no importa mucho cuál sea, pero sí tiene que ser contundente, llamativo, incluso hasta puede hacerte reír, o llorar, no importa… Todo se trata de obtener de ti una reacción emocional, sin importar cuál sea, pero eso sí, tiene que ser fuerte. Tengo que volver a hacer hincapié en que no es culpa de una o dos personas, sino de todo un sistema de control detrás de ello, todo un sistema energético basado en la dilapidación de recursos, la carencia y luego… el robo. A continuación, expongo dos ejemplos, muy distintos uno de otro, al menos en apariencia.

Ejemplo #1

En un día cualquiera de tu vida, tras una jornada de productiva actividad, te tomas unos minutos libres para saber qué hay de nuevo en el mundo. Ves de todo un poco, pero cada dos por tres te asalta un anuncio ofreciéndote una dieta revolucionaria para bajar de peso y quitarte 10 años de encima. Al principio no le das importancia, te la salteas varias veces. Pero luego se hace tan insidioso, que escuchas lo que estos comerciantes tienen para ofrecer(te). Es tan simple, tan económico…, y todo lo que tienes que hacer es un pequeño gasto, no muy significativo, de dinero, más darle toda la publicidad (con miles de alabanzas, pero fácil, de boca a oído) que esté a tu alcance para que se difunda. Onda que no te están pidiendo “casi nada”. Es tan simple, tan tonto, que hasta te hace reír. Te ríes con ganas. Y sigues escuchando. En cuestión de minutos, resulta que… tu cuerpo está mal, tus proporciones son un desastre, la ropa que usas ya no sirve ni para trapo de piso, tu casa es una tapera, tu auto una porquería, y poco menos que vives de manera infrahumana. Luego, tal vez compres el tal producto, o tal vez no, y en su lugar comiences a hacer gastos de toda clase, de todo tipo y color, porque de pronto, todo aquello que hacía de tu vida un paraíso se ha transformado en una pura bazofia. Tu trabajo apesta, tu estado emocional comienza a emanar sentimientos de los más bajos, y ni hablar que tu gratitud se ha ido por la cloaca.

Ejemplo #2

Tu compañero o ser querido atraviesa un momento crítico. Quisieras que él estuviera tan feliz como tú. Pero no es así. Y ya llega un punto en que te parte el alma. Tú le preguntas qué le ocurre, y él te responde que quiere mudarse a otro país, porque en tu país las condiciones son desastrosas, en cambio en ese otro país todo es bello, perfecto, nunca hay problemas laborales, de salud, las oportunidades abundan, etc. Hasta el momento, tú no tenías queja personal, si bien tal vez fueras conciente del esfuerzo que todavía es preciso hacer para que tu país sea un mejor lugar. Escuchas a tu ser querido, tu compañero de siempre, a quien quieres tanto, hablar de manera tan sincera, que no puedes sustraerte. Hasta su análisis racional te resulta impecable, su afán de aventura es realmente contagioso, y… su mirada… es tan encantadora, que en ese momento no puedes menos que decirle que sí, que tiene toda la razón y que aceptas. Por supuesto, tú sólo quieres que todo esté en armonía, no sólo tú, él también, y que ambos recuperen la alegría de vivir que alguna vez los unió. Cuando quieres acordar, estás en una tremenda movida de ventas, rescisiones de contratos, llamadas telefónicas urgentes, sin tiempo libre ni para ir al baño. Mal puedes tener tiempo para hacer tu propio análisis, menos aún para una reflexión seria de tu parte. Sólo quieres que todo concluya de una vez, y estar ya en esa otra “gran vida” que tu compañero te propuso el día aquel que se encontraba con todos los biorritmos bajos. Por un tiempo, quizás meses, tu tarea para la que tanto estudiaste o te preparaste se verá interrumpida. Luego, una cosa lleva a la otra, y en un tris resulta que tu vida anterior apestaba, no era para nada buena, así que… a poner toda nuestra expectativa ahora en el éxito del emprendimiento de tu ser querido. Cierra ciclo y vuelta a empezar.

Tanto en el ejemplo #1 como en el ejemplo #2, el chiste está en crear artificialmente una reacción que pase por ser voluntaria de tu parte, para separarte de ti, sacarte de tu centro, hacerte dudar de ti mismo, interrumpirte, drenar de ti la energía que estaba destinada a completar la labor que tenías entre manos – cuanto más interesante fuese, mejor- demorándote al punto que claudiques y no hagas, no expreses, no digas, no pienses, no respires, o más simple: no seas.

Lamentablemente, son muchas las generaciones que han sido educadas bajo un esquema social hecho para darle la razón a los demás, y para creer que es uno el que debe estar equivocado. Pero… un momento, ¿por qué la adrenalina es clave? “Qué tiene que ver la adrenalina”, tú te podrás preguntar.

CON USTEDES… LA ADRENALINA

La adrenalina es una hormona que se libera en cuanto hay una situación imprevista, no tiene por qué ser de alarma, si bien muchas veces lo es, pero digamos que tu percepción de la realidad se pone de patas para arriba. Es básicamente una sustancia que, actuando como neurotransmisor, le avisa al cuerpo físico de que algo diferente está ocurriendo en su entorno y que, por tanto, se está saliendo fuera de la actividad normal de la vida diaria. Esta hormona tiene una influencia directa sobre la musculatura lisa de venas, arterias, sistema digestivo, y toda actividad relacionada con el sistema nervioso autónomo (S. N. Simpático), elevando en consecuencia el nivel de metabolismo general. A nivel emocional opera como un estímulo, te sugiere que algo inusual se ha presentado y que tienes que estar alerta. La adrenalina puede ser tu amiga o tu enemiga. Si estás cruzando la calle y viene un camión a toda velocidad, la adrenalina te hace acelerar el paso y así salvar tu vida. Tras haber cruzado la calle, la reacción más habitual es quedar “clarito”, despierto como no habías estado previo a eso. Mejor que si hubieras bebido un café muy cargado. Si estás sentado frente a un psicópata que te está insultando, tú sabes que todo lo que está diciendo es mentira, él no sabe nada de ti, lo está inventando todo, pero te está sacando una respuesta emocional negativa, aún cuando tú no hagas ni digas nada, y ni siquiera intentes retrucarle. Luego, inexplicablemente, él se detiene, y queda callado como si nada hubiera sucedido. A continuación, lo que ocurre contigo es que inconcientemente tú quedas a la defensiva, de algún modo esperando la eventualidad de que eso se repita. Es como una especie de paranoia temporal. Tardará un poco en irse, hasta que el exceso de adrenalina se elimine de tu sistema.

CUIDADO CON EL “AGITE”

De modo que es preciso observarse a sí mismo para poder detectar cuando uno está corriendo de una cosa a la otra por pura adrenalina y no por una necesidad real. La adrenalina es adictiva, más que el azúcar. Si alguna vez vuelves a verte así, buscando el siguiente estímulo de manera indiscriminada, simplemente detente. Es sólo parar, parar todo lo que estás haciendo, parar los procesos de pensamiento que estás teniendo, ya que muy probablemente sean erróneos. Sólo detenerte y respirar, y ponerte conciente de cómo te sientes. Vuelve a tus sentidos aquí en este momento presente, en este lugar donde te encuentras. Aquí es el mejor lugar. Ahora es el mejor momento. Vuelve a tu Presente y entiende que la paz que estás buscando necesita ser permitida por ti, permitida de llegar hasta este momento tuyo. No la bloquees, ni intentes apurarte hacia otro momento, ni física ni mentalmente, ni mucho menos emocionalmente. Permite que se instale. No perseguir más a tus pensamientos ni consentir tus emociones, detén todo eso… y permite a tu corazón y mente estar calmados aquí y ahora – sí, ahora-, mientras lees esto. Respira, inhala, exhala, concéntrate en esa fuente sencillita de energía que es la respiración, detecta tus músculos tensos y relájalos en la medida que te sea posible, de a poco… y permite a tu ánimo, tu alma, descansar. Ya luego, cuando toda la vorágine haya cesado, con otra cabeza y otra calma sabrás donde estuvo el error, en qué punto te habías equivocado, en qué te habías excedido, y aprenderás de ese error. Pero no en este momento. Ahora sólo descansa de toda esa locura anterior.

Permite a todo tu ser descansar. Disfruta de la paz que viene de ir hacia ninguna parte, buscando nada en particular, sólo sintiendo cómo tú te sientes ahora, y experimentando este momento. Recuerda: no puedes apresurarte hacia la paz, si te apuras, sólo te alejas de ella.

 

                                                                            Jacquie Bloggera

 

h1

Presentación de libro y Disclaimer

17 noviembre, 2014

Libro1- 049-jpl

Aquí hago la presentación oficial de la primera novela que publico en Amazon, y que es a su vez primer volumen de la trilogía “Se Busca Verdugo: La Tragicomedia de Arquímedes”.

En ella se narra la historia de un joven que a los veinticinco años lleva la vida de un hombre viejo, y cansado de tantas búsquedas infructuosas opta por dedicarse a buscar el fracaso. En torno a este eje, otras historias transcurren en ámbitos aparentemente inconexos con el de su protagonista. Pero todo tiene su propia manera y tiempo para encontrar su asidero.

La novela está disponible en formato de papel. Encuentra más detalles en Amazon clicando aquí.

Muy pronto estará también en edición Kindle.

Libro1-Marcos y Bebe 013

ISBN-10: 1502509431
ISBN-13: 978-1502509437

Registro de Propiedad Intelectual:

1411162538536

SE_BUSCA_VERDUGO_La_Tragicomeda_de_Arquímedes_Libro_1_Original –
(c) –
Jacqueline Petingi Labastie


DISCLAIMER (ACLARACIÓN).-
Quisiera dejar bien en claro que yo soy la sola y ÚNICA Jacqueline Petingi en el mundo entero. Jamás tuve una cuenta en LinkedIn, nunca viví en Boston, ni en ninguna otra ciudad del estado de Massachusetts, USA. Jamás estuve (a Dios gracias) vinculada en modo alguno con ninguna parroquia ni iglesia católica. Jamás he aparecido en medios de prensa por otra razón que no fuera mi trabajo o por algún evento artístico/cultural. Vivo en Montevideo, República Oriental del Uruguay y sin nada que ocultar a nadie, uso mi nombre completo: Jacqueline Petingi Labastie, tal como puede verse en esta página de mi sitio web.
······································································································································································
I would like to leave quite clear that I am the one and ONLY Jacqueline Petingi throughout the world. I never had an account on LinkedIn, I never lived in Boston, or any other city in the state of Massachusetts, USA. I have never been (thank God) in any way connected or related to/with any parish or Catholic church. I have never appeared in media for any other reason than my work or any artistic or cultural event. I live in Montevideo, Eastern Republic of Uruguay, with nothing to hide from anyone, I use my full name: Jacqueline Petingi Labastie, as shown on the about page of my website.
 
 
h1

31 de Octubre 2014

31 octubre, 2014

Jacquie Bloggera regresa de la estratósfera y aterriza en esta plataforma de la blogósfera de WordPress especialmente para contarte un chisme de su mejor amiga

       ———————————————————————          

Portadilla JPL

  ——————————————————————————————

Jacqueline Petingi Labastie, quien acaba de publicar su primer libro

   ———————————————————————————————        

el libro en 3D

——————————————————————————————————–        

SE BUSCA VERDUGO: La Tragicomedia de Arquímedes, vaya título largo que le puso a la trilogía…

Pero esto tiene su razón de ser, tal como ella misma lo explica en el prefacio del primer volumen, el “Libro 1 – El Camino Hacia el Fracaso“. Parece ser que en principio el título iba a ser simplemente “SE BUSCA VERDUGO”, sin más, cuando la obra estaba pensada para ser guion de mediometraje. Luego, cuando ese formato guion se salió de todos los márgenes correspondientes, se convirtió en novela. Su género era bastante difícil de clasificar, puesto que es básicamente un drama, una novela dialogada de estructura realista, escrita en tono satírico. De modo que se llamó “La Tragicomedia de Arquímedes”, una historia en que al pobre Arquímedes todo le sale mal, pero luego él descubre que cuando le ocurre lo peor, él consigue lo mejor, en cambio cuando obtiene lo mejor, para él es lo peor que le podría ocurrir.

Mientras en la obra todo transcurre muy “en serio” para el pobre Arquímedes, el toque de humor negro está presente en toda la trilogía, y el “Se busca verdugo” como título tiene algo más que una razón de ser. Es por esto que mi mejor amiga, la autora, decidió dejarle el título así, larguísimo, aún a riesgo de que no fuese exactamente la mejor alternativa para un éxito comercial.

Pero claro, como el primer libro se llama “El Camino Hacia el Fracaso”, eso del éxito comercial pasa a un segundo plano. Coherente ella con respecto a lo que escribe, dice que espera que este primer libro sea un rotundo fracaso de ventas, ya que tiene todos sus números apostados al Libro 2, muy dinámico, sin lugar a dudas mucho más divertido. A mí, personalmente, me gusta más el Libro 3 porque está lleno de magia y fascinación. De todos modos, el Libro 1 es indispensable, y como ella misma dice:

“Mientras todo el mundo escribe acerca del éxito, yo escribo sobre el
fracaso, que es la otra cara de la misma moneda. Además, yo sé
mucho sobre eso, y es cosa de valientes mirar todo el conjunto, y no
sólo una mitad, ya que todo en esta vida viene dado en pares”

Y no sin razón, ya que para el mundo en general es fácil ver los triunfos cuando estos son evidentes, pero es difícil ver los antecedentes y las luchas, el desafío que fue necesario enfrentar para llegar a una manifestación física de realización. Cuando todo está a la vista en las portadas de las noticias, todo se ve lindo y brillante. Pero nunca se ve lo que hay detrás de ese logro. No se ven los demonios abalanzándose encima de uno, ni otros cucos a los que hubo que enfrentar por el camino, cuántas batallas se ganaron o perdieron, cuántas lágrimas y sudor implicó el esfuerzo, cuántas dudas e incertidumbres debieron sortearse durante ese recorrido antes de llegar a la meta. Respecto a su experiencia en la auto publicación, agrega:

“La página de ‘Agradecimientos’ la arranqué y me la comí porque
tenía hambre… No… Es una broma, no tenía hambre. Los escritores
indie charlamos entre nosotros, nos consultamos eventualmente,
pero la gran característica de los indie es que nos rompemos nuestra
propia cabeza -y la de nadie más- y hacemos toda nuestra tarea
solos, sin colgarnos de nadie. Sólo tengo una ‘persona’ a la que
agradecerle: la Vida, y por lo tanto, a mí misma”

La novela, ya disponible en la plataforma de CreateSpace, estará disponible en todas las sucursales de Amazon a partir del 4 de Noviembre de 2014.

Próximamente, más novedades, y por supuesto, más happy blogging. Gracias por hacer una parada en esta esquina de la blogósfera, y permitirme poner algunas galletitas en tu ordenador. Que tengas un excelente HOY, y no olvides limpiar el caché regularmente.

Saludos!

                                   Jacquie Bloggera

h1

The Current Online Coexistence [A super friendly post]

9 julio, 2013

This is an article in response to @AvoidComments, based on his statements on his blog. Since he does not allow comments on his website, inviting people to write about it instead, I’ve decided writing this post about the effect of the current media style in our lives, hoping this can clarify my answer and hopefully help other people as well.

Dear Shane:

I do not intend to change your mind about the comments section. I know you started your twitter account named ‘Don’t Read Comments’ as a joke, but behind every joke there is always a second read on hold, something serious and true deserving to be taken on mind. Some days ago you posted one of your most popular tweets, which was retweeted by several people, and to which I answered this way:

Imagen twitter screencap

Now I’m going further.

Possibly you might be thinking something like this: “the reaction, yes! that’s exactly my problem”. Let us now consider the kinds of comments you might have.

  • Sincere encouraging comments
  • Flattering good comments
  • Sincere disgusting comments; and
  • That kind of comments you don’t know how to qualify because they are ambiguous and lead you to question yourself about your own value. When this happen, you should take on mind just one thing: “what am I doing to deserve this attack?”

If you observe when this happens, you will see a constant. You have done -or you’re about doing- something good, not saying the best thing of your life, or maybe yes, but one thing is for sure: only you can do this that way. This means many things, but most of all, you have creativity which leads us to infer you have a soul. This is all what matters.

I use to say to my closest friends I do not consider myself something too special, moreover I say this: “Maybe my work is not the genius kind, maybe my stories are not exactly gems of the literature, but I’m sure I have not copied anyone, all I do is from my own”.

As for your work, it is a reflection of your soul, it has your pattern with all your distinctive nature: you are funny, cheerful and smart. It is good for many people, very good indeed. The fact of being good at something, not only that but also giving it to others, is a feature very welcomed by a lot of people, but for others, it’s like drinking cyanide. Why? They don’t want your games, they want to be you. Obviously, this is impossible, only you can be you. So, what do they do? Trying to prevent you from keeping yourself doing it, at least they will try to stop you in some way.

Who are these?

Contrary to what you might think, this “people” are not exactly people but individuals used by a negative force created by the control system, to keep you the way you were several years ago, to keep you in herd mentality. It is nothing but a try to return yourself like them, back to the way they still live: with herd behavior.

Before I continue explaining this, I want to emphasize this is not a matter “We against them”, not at all. As I said, this is not about isolated individuals but forces. Some of them, they know exactly what they are doing – and enjoying it-, some others don’t know why they do that, they only know they can’t help it, like animals or more primitive beings, mechanically.

Now let’s look at the “benefits” or “profits”, if they may be called this way. I will take the foot of my previous line. I said: “… the reaction is all yours”. And I was short of words due to the 140 characters twitter feature.

The main consequences of extremely low-frequency comments are: anger, confusion, sense of futility, even sadness, impotence, etc. Let’s take only one: anger. For you, this is obviously something undesirable. For them: food. These individuals used by the lowest forces of the world, the sheep of the herd, are in fact feeding themselves through your anger. What you would normally call “junk”, is filet mignon for them. Remember they have nothing, they have no creativity to make their own livelihood, and they cannot be you. So, what will they do? Trying to stop you by generating in yourself all the opposite to creativity. The bigger your anger, the bigger your backlash, the better and juiciest is the “food”.

How can you realize that this is the case?

Check out occasions in which this happens. Almost always it comes when you are – or are about- creating something out of the ordinary, even exceptional.

Now you could be asking “How do I stop this?”, and I say it is not actually too difficult. Just by the fact of knowing it, is enough. Once you unmasked it, once exposed the bad intention, now as you know what they do not want, you would do the best for yourself (and for others like you) just by keeping yourself moving forward with your project. Do your stuff! love your work! This is poison to them. Keep yourself busy, just the way you were before reading that bad comment, this is equal to saying “back off…”, just like that, without the slightest emotion. Just give them more of what they DO NOT want. Keep yourself creative and alive.

Finally, I have to disagree with you in one little detail. You say this is what the current media style has brought to us. I do not see it this way. I mean, this has happened since ages. There is nothing new about it, except for the fact of the rapidity with which some people type the first thing that springs to mind. Try – if you can, some of us we are old enough to it- to remember how life was before some morons have messed up Youtube getting it dirty, even long before the internet was a reality to many of us. Well, it was already happening, but you did not know what they were thinking. The only difference between back then and now is that now you get to know instantly what people are actually thinking, since they are not hiding it to you. They don’t hide their thoughts, although they are hiding themselves. The truth is, as much as I can recall now, I could not find any advantage on the way it was back then, ignoring what happens does not guarantee you’re not going to feel anything. Personally, I prefer to know.

Like you, I’m sure I have not exhausted the issue by this post, yet I think it’s a better approach to the subject, rather than what the possibilities of the 140 characters allow us. Now you probably understand why I don’t follow your twitter, but I must to say thank you for giving me the chance to talk about this controversial issue, since it concern to so many people.

Oh, and one more thing: you can comment here, IF I approve the comment. There is always a choice for everyone.

Greetings

                                            Jacquie Bloggera

h1

Imaginando mi mundo

23 mayo, 2013

Jacquie Bloggera:

Hola queridos amigos de WordPress, y todos aquellos que leen.
Esta es la primera vez que decido rebloguear una entrada escrita por otro. Pero no lo haría si no considerara que vale la pena. Estoy segura de que este post escrito por Martín Coronado les ayudará a poner muchas cosas en perspectiva.
Saludos a todos. – Jacquie Bloggera

 

Originalmente publicado en Pobres dones:

essay on blindness
Foto:
nelio filipe

La ceguera nunca ha sido un problema para mí. La oscuridad me acompaña desde antes de nacer. Ahí todo era húmedo y cálido. Pero el día en que vine al mundo, cuando esperaba encontrarme con destellantes luces que me asustaran, me encontré con las mismas tinieblas de los últimos nueve meses.

Cuando mi madre se enteró lloró desconsoladamente como si hubiera perdido a un ser querido. Pero siempre me apoyó en todo lo que necesité para sobrellevarlo. Gracias a su ayuda mi vida tomó un rumbo que, desgraciadamente, no es el común en la mayoría de las personas con mi capacidad. Con un gran esfuerzo y ahínco estudié y conseguí un trabajo en la biblioteca para ciegos de mi pueblo.

Hoy estoy aún en ese lugar, ayudando a mis pares que vienen con la esperanza de conocer un mundo que tal vez nunca podremos ver pero que…

Ver original 19 palabras más

h1

Heinlein’s Rules on Writing

11 mayo, 2013

To those of you who feel writing as a passion, I truly recommend this reading.

 Heinlein’s Rules on Writing

posted by  Lantern Post

 

h1

“La Llave De Oro” – Emmet Fox

6 mayo, 2013

La Llave De Oro” – Un libro encapsulado. Por Emmet Fox.

La Llave De Oro

LA ORACIÓN científica te hará, tarde o temprano, apto para salir tú mismo o para sacar a otros de cualquiera dificultad existente sobre la faz de la tierra. Es La Llave de Oro de la armonía y de la felicidad.

Para aquellos que no están familiarizados con el poder mayor que existe, eso parecerá una aserción aventurada, pero sólo bastará que se haga una honesta prueba para demostrar sin sombra de duda que ello es lo cierto. No necesitas creer en lo que se te diga al respecto, sencillamente, pruébalo por ti mismo y verás.

Dios es omnipotente y el hombre ha sido hecho a Su imagen y semejanza y tiene dominio sobre todas las cosas. Esta enseñanza inspirada debe ser tomada literalmente, por su valor actual. Aquí “el hombre” quiere decir todos y cada uno de los hombres y, por tanto, la habilidad para disponer de este poder (•) no es la prerrogativa especial del místico o del santo, como frecuentemente se supone, ni aún del practicante de la Verdad mejor entrenado. Quienquiera que seas, dondequiera que estés, La Llave de Oro de la armonía se halla en tu mano ahora mismo. La razón de ello es que en la oración científica es Dios el que obra, no tú, por lo cual tus limitaciones y debilidades particulares no entran para nada en el asunto.

Tú eres únicamente el canal a través del cual tiene lugar, la acción divina y tu conducta para recibir los beneficios de este tratamiento realmente no será otra que apartarte a un lado. Los principiantes obtienen con frecuencia notables resultados a las primeras pruebas, porque todo lo que es absolutamente esencial es mantener una mente receptiva y suficiente fe para probar el experimento. Aparte de eso, se puede tener cualquier punto de vista religioso o no tener ninguno.

En cuanto al actual método de obrar, como todas las cosas fundamentales, es la sencillez misma. Todo lo que tienes que hacer es esto: Dejar de pensar en la dificultad, y en su lugar pensar en Dios. Esta regla completa y si no haces más que esto, la dificultad, cualquiera que sea, no tardará en desaparecer. No hay diferencia en la clase de dificultad que sea. Puede ser grande o pequeña; puede ser concerniente a la salud, a las finanzas, un pleito judicial, una riña, una casa incendiada o cualquiera otra cosa concebible; pero sea lo que fuere, simplemente deja de pensar en ello, y en su lugar piensa en Dios -eso es todo lo que tienes que hacer.

¿Podrá haber cosa más sencilla? Dios mismo casi no podría hacerla más sencilla y sin embargo nunca falla cuando se aplica debidamente.

No trates de formar una imagen mental de Dios, lo cual, por supuesto es imposible. Obra repitiendo todo aquello que sepas acerca de Dios. Dios es Sabiduría, Verdad, inconcebible Amor. Dios esta presente en todas partes; tiene infinito poder; todo lo sabe; y así sucesivamente; No importa lo bien que creas que entiendes estas cosas; repítelas sin cesar.

Pero debes dejar de pensar en la dificultad cualquiera que sea. La regla es pensar en Dios y si estás pensando, en tus dificultades, es que NO estas pensando en Dios: El observar incesantemente los asuntos con sospecha, para damos cuenta de cómo marchan, es fatal, porque esto equivale a pensar en la dificultad, y se debe pensar en Dios y ¡en nada más! Tu objetivo debe ser borrar la dificultad de tu conciencia, cuando menos por unos instantes, substituyéndola por el pensamiento en. Dios. He ahí lo especial. Si puedes quedar absorto en esta consideración del mundo espiritual de manera que realmente olvides por un rato todo lo que se refiere a la dificultad que te indujo a orar, te encontrarás seguro y cómodamente libre de esa dificultad -es que has llevado a cabo tu demostración.

Si quieres aplicar La Llave de Oro a alguna persona que te incomoda o a una situación difícil, piensa: “Voy a aplicar a Pepe o a María La Llave de Oro o a ‘ese peligro’ que me amenaza”; luego procede a desalojar de tu mente todo pensamiento que atañe a Pepe o a María o al peligro, reemplazándolo por el pensamiento en Dios.

Si haces esto con alguna persona, no influirás sobre su conducta en manera alguna, excepto que le impedirás hacerte daño o molestarte y con eso sólo le harás un bien. De allí en adelante es seguro que será una persona algo mejor, más iluminada y espiritual, nada más que porque le has aplicado “La Llave de Oro”. Un pleito judicial que esté pendiente o cualquiera otra dificultad probablemente se desvanecerán sin hacerse mas graves, impartiéndose justicia a todos los implicados en él.

Si puedes hacer esto con prontitud, repite con intervalos la operación varias veces al día. Sin embargo, asegúrate de que cada vez que lo haces, retiras todo pensamiento del asunto hasta la próxima ocasión. Esto es muy importante.

Hemos dicho que La Llave de Oro es sencilla y si lo espero, por supuesto, no siempre es fácil de aplicar. Si estás muy asustado o preocupado, puede serte difícil al principio distraer tus pensamientos de las cosas materiales. Pero repitiendo constantemente alguna expresión de Verdad absoluta que consideres importante, tal como (•) “Sólo existe e! poder de Dios, o yo soy un hijo de Dios penetrado y envuelto en la paz perfecta de Dios, o Dios es amor o Dios me guía”, o quizá la más sencilla de todas, Dios está conmigo, -no importa lo mecánico e inútil que al principio te parezca este tratamiento- pronto te darás cuenta de que él empieza a tener efecto y de que tu mente se aclara. No luches con violencia, sino con quietud e insistencia. Cada vez que encuentres divagando tu atención, dirígela de nuevo a Dios.

No pretendas delinear por adelantado la solución que probablemente deba tener tu problema. Eso sólo vendría a retardar la demostración. Deja la cuestión de medios y resultado final estrictamente a Dios. Lo que tú quieres es liberarte de la dificultad; con eso basta. Haz tu parte, que Dios no fallará en hacer la Suya.

“Todo aquel que invocare el nombre del Señor será salvo.”

*******

 ADVERTENCIA: Para resolver problemas y vencer toda clase de dificultades, muchas personas en todas partes del mundo se han valido de La Llave de Oro, la cual en forma de la presente versión viene a desempeñar un nuevo servicio de utilidad.

Me alegra sobremanera el poder cooperar de este modo al noble y valioso ministerio de Unity, en el que creo con toda sinceridad.

Sea La Llave de Oro el medio de tu abrir la puerta de la salud, de la libertad y conocimiento de Dios.

Emmet Fox

 

º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º

 

Emmet Fox es un escritor metafisico, nacido en Irlanda en 1886. Fue ingeniero eléctrico y ministro de la iglesia de la Ciencia Divina. Asimismo, tuvo una importante participación en Alcohólicos Anónimos, y es considerado uno de los más influyentes pensadores del Nuevo Pensamiento. Sus conceptos teológico-filosóficos cobraron un nuevo significado a partir de la “Oración científica”, la cual está basada en la comprensión de lo que se dice mientras se ora. En tal sentido, cuando se proclama algo en oración científica, se constata la verdad de lo que se está diciendo. Un ejemplo de ello es su concepto del Padre Nuestro, el cual según sus propias palabras, podría resumirse en simplemente decir: “Padre nuestro”, pues en este caso estaríamos reconociendo la naturaleza paternal de Dios, y el hecho de que sea “nuestro”, -y no “mío”- con lo cual estamos implicando la verdad de que todo hombre es nuestro hermano.

Otros libros de Emmet Fox:

  •  El Sermón de la Montaña
  • Los Diez Mandamientos
  • El Poder del Pensamiento Constructivo
  • Cambie su vida
  • Diagramas para Vivir: La Biblia Desvelada
  • Descubra y use su Poder Interior
  • La Dieta Mental de Siete Días
  • La llave para el éxito en la Vida

Saludos

                                                      Jacquie Bloggera

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 72 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: