h1

UN MUNDO DE MENTIRA, UN UNIVERSO DE VERDAD [Sin editar]

16 julio, 2016

Sábado, 16 de julio de 2016. Despierta desde el mediodía, me dormí a las 3 am, o sea que dormí bastante bien, unas 9 horas, nada mal.

Desperté en un estado de inocencia que en nada se parecía al estado del día de ayer, anoche más precisamente, cuando cansada de no entender ni saber por dónde agarrar estas funestas noticias y otras cosas más, se ve que el asunto me agotó, y esa llaguita en la mucosa bucal realmente me molestaba. Ya me había molestado el hecho de haber tenido que comer con tanto cuidado, siendo ésa la única comida que hago en el día, con lo que el hambre se me había ido al joraca. Pensé: “durmiendo se me va a curar mejor”.

Y de hecho, al despertar ni lo recordaba; la tal llaguita…, ni me acordaba de ella. Pero a medida que iba despertando, ahí estaba…, al parecer lista para seguir jodiéndome la vida… Me levanté a un día frío otra vez, frío como aquellos de junio o parecido, y ansiosa por tomarme ese café con leche. Había dejado todos los tachos que usé la noche anterior para hacer los dichosos tomates secos y los shiitake; ahí estaba la sartén, todo, hasta el mortero con el lino molido pegoteado a las paredes de mármol… Qué mal humor tenía encima, y no tanto por los tachos, sino por pensar una vez más: “¡¿En qué mierda de mundo vivo?!”, y lamentar el hecho de que en estas tales condiciones no tengo nada para decirle a nadie; me he propuesto que si no tengo una palabra reconfortante, no diré nada. Pues me di cuenta de que ESTABA FURIOSA, ENOJADÍSIMA, y no con los tachos, ni contra nadie en particular, sino con las cosas como están en este mundito, este planeta prisión, mirá vos…, y clamando por que vengan los pleyadianos de una reputa vez y se metan tranquilos nomás, que por acá no les vamos a impedir nada.

Pues bien, habida cuenta de que el único mundo que puedo entender y tal vez controlar bastante es el mío, ¡a lo mío! La llaguita, ah…, la boca… “Psora”, no? Sí, según el Ayurveda, es algo que conecta el sistema nervioso con la piel y mucosas, algo que no me está dejando comer, o me obliga a comer toda contraída por temor a que me duela… Bueh, eso se llama de una sola manera: HAY ALGO INCOMIBLE ACÁ. Inmasticable, imposible de digerir, o a lo sumo digerirlo muuuy lentamente, y sí, con dificultad. DIETA BLANDA, y no irritantes, picantes, café, té… Pues lo dudo mucho. El café…, que sea irritante…, bueno, con ese criterio, nada entonces. ¿Así está bien? NO. Claro que no. Teniendo en cuenta que, según el Ayurveda, no está del todo mal recurrir a la medicina antipática (alopática), es decir, el “veneno”, una vez solamente, ¿y esto, por qué?, porque el veneno (medicamento) provoca una nueva enfermedad que anula a la anterior. Sólo por eso. Así que le di rienda suelta a “la hora de las drogas pesadas”, como suelo llamarle a esto, cuando ocurre. Agua, calmante y antiinflamatorio, todo junto. Sé que los indios no lo hacen…, pero los indios tampoco han vivido en el mundo occidental ni se han criado tapados de medicamentos. Yo sí. Así que ahí fue…, y funciona. Después de eso, y con una bronca fula como pocas veces, me puse a limpiar los tachos, todos y bien limpitos. Lavé con agua fría y a esponjazos a lo bestia, y no me importó. Después de eso, irrigar los germinados, y preparar un mate. Me he tomado unos cuantos ya. Y también me vino bien. ¿Ves? otro “irritante” no recomendado para la mucosa de la boca, pero que no me ha hecho ningún daño. Posiblemente haga otra ronda en un ratito. Ah, los principios amargos… que curan y saben tan bien.

“Así que hoy es sábado”, me dije… No quise ni música al principio, sólo quería el silencio, y escucharme a ver qué mierda me pasaba.

Paris bruselas orlando texas niza turquia

¡El mundo, me pasa! Eso. Me pregunté qué habría pasado si yo ayer, por ejemplo, hubiera tenido uno de esos días en los que ni quiero entrar en internet, ni en ninguna red social, y ni siquiera tengo ganas de abrir el mail, y no me hubiera enterado de nada de eso de Niza ni del intento de golpe de estado en Turquía…, ni hubiera sabido ni visto tantos cuerpos ensangrentados, atropellados por tanques o camiones… No es para nada sorprendente que a las 3 am me haya sentido cansada, que haya comido sin hambre, no, para nada sorprendente… como tampoco puede sorprender que haya abierto mis manuscritos en revisión y que a poco los haya cerrado sin siquiera seguir leyendo lo que está por hacer Andy en esa reunión en la “casa EGV”. Estaba agotada, sin más. Moralmente agotada, no me daba más para nada, y para colmo hacía un frío de aquellos. No había mucha manera de quedarse acá en el escritorio, ni pensar en hacer un café o un té, nones. Así nomás, cerré todo, y a la cama.

Bueno, estos son algunos de los efectos que están teniendo las putas noticias en mí: me agotan. ¿Adónde quedaron aquellos días de 25-26 horas, en que yo era incansable?… Eso era cuando yo me ocupaba de mis asuntos solamente, viviendo en la ficticia “Torre de Marfil” de mi novela yo misma, yo, en la utópica “casa EGV” de la novela que escribí. Supongo que tengo que volver allí, o volver a Hiperbórea, donde una vez yo fui plena y feliz. Bueno, no sé si “tengo que”, porque en realidad tengo que estar acá, pero con la mente puesta en Hiperbórea. Eso sí: ¿Cómo mirar las noticias?

Acá hay que implementar una nueva modalidad, porque del modo en que fue ayer, así no llegamos, eh… Una manera, se me ocurrió, era verlas de pie y no sentada, o sea, no cómoda, sino incómoda, para cerrarlas en cuanto me haya enterado, y nada más. Pero no se trata de eso, de enterarse y nada más, porque no hay tal cosa como “nada más”, hay mucho más, mucho… que uno se dice a sí mismo al respecto, aunque no lo escriba en ningún lugar, ni se lo comente a nadie, eso se queda en uno. Y te va haciendo mella. Pero, las cosas como son…, ¿qué hay de NOVEDAD en todo esto? Ah, el Nuevo Orden Mundial intentando hacer que la gente se divida entre yihadistas y ultra derechistas clamando por más seguridad, más policía en las calles, más control, y por qué no, pidiendo a gritos el microchip, porque si por algo se va a instaurar el Nuevo Orden Mundial, es porque la gente lo a pedir por su propia iniciativa, clamando por el “Gran Hermano” y que “los proteja”, dispuestos a vender su privacidad insertándose un microchip voluntariamente con tal de tener más “seguridad”; ah, sí, claro, que es “seguro”, no cabe duda, ahora que vas a tener paz en tu vida, olvidáte, serás un sospechoso más, cuanto más individualista seas, más sospechoso de estar craneando un atentado por tu creencia religiosa, tu postura política, tu locura o vaya uno a saber por qué.

Pues bien, si ya sabemos por dónde vienen los tiros, ¿qué tengo yo que decirme de nuevo frente a todo esto?

Nada.

Nada de nada.

Paso.

Y me vuelvo a mi conciencia, donde yo soy yo y nadie se puede meter.

Estando todavía tan rabiosa, lógicamente, nada tengo para decirle a nadie que sea reconfortante, así que lo primero es ser un poco reconfortante para mí misma. Sólo cuando tenga algo válido para transmitirle a otro, entonces hablaré. Por ahora, me vuelvo a mi libro, donde me quedé en la edición, en el capítulo en que hay una reunión de muchachos haciendo poesía en prosa, con sus propios ímpetus, impulsos, a favor o en contra, y que no viene sin una consecuencia explosiva de por sí. La consecuencia “explosiva” de mi ficción está quedando como cuento de hadas frente a la realidad, cierto, pero es una buena trama y vale por sí misma.

¿Y una nueva modalidad para mirar las noticias, entonces? ¿Cuál sería? …

Esta: las uso o las dejo. “Usar” una noticia: en el contexto de una narración. Dejarla de lado: equivale a decir “¡Chocolate por la noticia! qué novedad, decíme algo nuevo y que yo no sepa, porque esto ya se sabía que iba a pasar. Más te digo, va a seguir pasando a razón de una vez por semana… ¡Qué – originales! … Y bueh… Ya sabés… La élite no se caracteriza precisamente por tener imaginación. Ésa es una cualidad humana, de Seres Humanos, de esos que tienen cuarto chakra, es decir, sensibilidad, un corazón, sentimientos, emociones que valen la pena ser experimentadas. Y esta gentuza no tiene nada de eso. Qué podés esperar… de estos ejemplares de sangre reptiliana, vulgarmente llamada sangre ‘azul’, sangre fría, lo suficientemente congelada como para necesitar transfusiones y sacrificos de sangre humana, caliente y ‘necesitar’ matar de vez en cuando, para ofrendarle a su dios Baphomet, Moloch, o como mierda se llame, Baal, tanto da…, quitándole la vida a una cantidad equis de gente inocente, civiles, claro…, gente común y corriente que nada les hizo. Seguro, ya quisieran ellos tener algo ‘común y corriente’, y serían más felices, en vez de estar en ese modo-supervivencia, pobres animales infelices, pobres criminales que no podrán evolucionar…” Por aquí iban mis pensamientos a raíz de “dejar de lado” el tal notición.

Pero, un momento… “Pobres”, ¿qué es eso de andar teniendo misericordias ridículas con estos parásitos? SÍ, POBRES, pobres ellos, porque ellos matarán cuerpos, pero no pueden matar almas inmortales, como las que tenemos los seres humanos, ellos no son humanos, punto.

Y esto es todo. Nada más para sorprenderme. Ni para indignarme. Lo que todavía no sé es cómo se lo voy a decir a mi hijo, o cómo, eventualmente se lo explicaré a la niña, en caso de tener que hacerlo, a mi nietita, no lo sé, con qué palabras le diría que éste es un mundo hecho de muchas mentiras, mentiras en los libros de historia, en los periódicos, en las religiones, en la política, en las leyes, en la economía, y que lo único que NO es mentira es lo que hay en su conciencia, lo que la rodea, el amor, las cosas lindas y simples, los juegos, la creatividad, las acciones desinteresadas, la amabilidad, el humor, las canciones que se cantan juntos a coro en casa o en cualquier lado, los amigos, lo que une, hasta una rica comida, eso es mucho más real que toda la mierda del afuera, el bombardeo del marketing y de la prensa, tratando de decirte lo que tenés que pensar o cómo deberías sentirte frente a esto o aquello, todo lo que NO ES, afuera, ergo, alienado, extraño, no propio ni natural. La única cosa VERDADERA es lo que tenés en tus brazos, frente a tus ojos, en tu sentimiento, el amor, la alegría porque sí, porque es de tarde, porque estamos juntos, por estar vivo, o simplemente porque te amo. Tal vez no tenga nada que explicar. Las cosas luminosas se explican por si mismas, sin palabras.

París, Bruselas, Turquía, Orlando, Texas, Niza…, ¿qué sigue?

Amar, comer, escribir, al menos por lo que a mí respecta. Llámenme egoísta, si quieren; todo cuanto ocurre empieza en uno, tiene lugar en uno y ahí termina.

Ahí me quedo, en uno. En uno mismo. Es esa nuestra prerrogativa, nuestro derecho y nuestra gran oportunidad. Sólo podemos moldear el mundo en nosotros mismos, en cada uno de nosotros en primer lugar, y no dejarlo todo por cuenta del subconsciente. Usar la conciencia, traer lo que está oculto en el subconsciente a la luz del consciente, sacarle los velos, mirarlo tal cual es, usar o descartar, pero verlo, saber que está ahí y manejarnos con todos los elementos. Si muchos hacemos esto, a la larga los efectos adversos que los malhadados líderes buscan, sembrando en nosotros el miedo, no tendrán cabida, porque simplemente no tendrán de dónde agarrarse en cada uno de ustedes. Y yo había pensado que no tenía nada para decirles que los reconfortara, pero sí tengo: NO TENGAN MIEDO, defráudenlos todo lo que puedan, háganle la ‘comida’ lo más desabrida que sea posible, no dejen que se alimenten de ustedes. Hagan chistes, ríanse, y sobre todo amen. No se gasten en pavadas como eso de “amar al enemigo”, bla, bla, bla…, no, compañeros, el amor no es eso, el amor es alegría, amen a su palo de agua, a su gato, a sus hijos, a su pareja, a sus amigos, libremente, amor es también libertad, y ustedes la tienen; sólo sientan su realidad, porque está ahí y es de ustedes.

¡Ánimo, compañeros!

Jacquie Bloggera

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: